CONCIENCIA -T
PREVENCIÓN DE RIESGOS EN EL HOGAR

Componentes de grupo:

Víctor Guerra,
Alejandro Higuera
Coraima Rodríguez.



¿Qué es un riesgo?
Riesgo es la vulnerabilidad ante esto un posible potencial de perjuicio o daño para las unidades o personas, organizaciones o entidades. Cuanto mayor es la vulnerabilidad mayor es el riesgo, pero cuanto más factible es el perjuicio o daño, mayor es el peligro.



¿Qué riesgos existen en el hogar?

-Resbalones en la ducha.

-Tropezones con juguetes tirados en el piso son parte de los riesgos que acechan en la casa.


-Caídas principalmente en el baño y escaleras.


-Golpes contra hojas de ventana y puertas abiertas.


-Heridas producto de objetos cortantes y punzantes.


-Intoxicaciones por alimentos en mal estado o ingestión equivocada de medicamentos.


-Asfixias por ausencia de oxígeno en el ambiente o por inmersión.


-Quemaduras por volcamiento de objetos con líquidos calientes o fuego.


-Introducción de cuerpos extraños al organismo como bolitas, semillas y otros, en oídos y nariz.


-Shock eléctrico por instalaciones en mal estado, trabajo sobre pisos húmedos y similares.


-Incendio por inflamación de la caja de fósforos o el paño de cocina.


¿Cómo los podemos prevenir?


- Mantenga objetos pequeños, medicamentos, productos de limpieza, botones, pilas o pastillas fuera del alcance de los niños.

- Proteja enchufes y electrodomésticos. Revise las instalaciones eléctricas periódicamente.

- Asegure ventanas y balcones para evitar que los niños accedan a ellos

- Anote en un sitio visible los teléfonos de urgencias

- La limpieza de suelos y escaleras pueden evitar un gran número de caídas.

- Disponer de un botiquín completo.

- Si detecta olor a gas corte inmediatamente el suministro, abra ventanas y evite encender las luces.


Guía para prevenir riesgos en el hogar con niños

A la hora de cuidar niños, es preciso hacer el balance correcto entre proveer al niño de seguridad y permitir al mismo tiempo su correcto desarrollo.

Hay cinco puntos fundamentales que hay que considerar cuando se trata de niños:

  • No subestimar jamás qué puede hacer un niño. Acciones que teóricamente un niño no puede llevar a cabo, de repente se convierten en posibles. Los niños aprenden rápido, por lo tanto, hay que jugar a lo seguro y asumir que el niño es siempre más móvil y diestro de lo que pensamos.
  • Reconocer cuál es la "edad apropiada" para cada niño. Las precauciones de seguridad en el hogar necesitan mantenerse al ritmo de los niños que allí habitan. Es importante adelantarse a las nuevas destrezas, por ejemplo, bajarse de la cuna o abrir la puerta.
  • Crear un ambiente seguro, eliminando los peligros que están físicamente a su alcance
  • Supervisar cuidadosamente a los niños. La supervisión adecuada no tiene sustituto, independientemente de lo seguro que a priori sea el ambiente o la situación. Debemos saber dónde están los niños y qué están haciendo en todo momento
  • Enseñar seguridad. El objetivo final es ayudar a los niños a aprender cómo cuidarse por ellos mismos. Si les explicamos gradualmente las precauciones que han de tener tanto en el hogar como fuera de él, finalmente asumirán como necesario un buen comportamiento.

Recomendaciones generales con niños

  1. Los suelos deben estar obviamente muy limpios, pero además hay que vigilar que no hayan caído: cristales,objetos afilados, colillas de cigarrillos, pelusas, cerillas, monedas o cualquier otra cosa que pueda intoxicarlo o atragantarlo.
  2. Cualquier tipo de bolsa no debe estar al alcance de niño. Son muy peligrosas y si se coloca una en la cabeza podría asfixiarse.
  3. Si los enchufes están cerca del suelo, hay que evitar que el niño tenga acceso a ellos. Son necesarios protectores específicos que eviten el peligro.
  4. Los cables de cualquier tipo de aparato eléctrico que no esté en uso no deben quedar colgando de los muebles, ya que el bebé podría tirar de ellos y el aparato caerle encima.
  5. No usar manteles que cuelguen, pues el niño podría tirar de un extremo y las cosas que estén sobre la mesa caer y golpearlo.
  6. Asegurarse de que en la base de los muebles o la altura en que se mueve el bebé no haya bordes afilados o adornos puntiagudos que puedan hacerle daño.
  7. Hasta que el bebé crezca lo suficiente como para entender que ciertas cosas son frágiles y se rompen, es mejor guardar fuera de su alcance los adornos y objetos delicados.
  8. Si hay escaleras en el ambiente en que se mueve, hay que colocar barandillas que no le permitan bajar o subir solo.
  9. No guardar los productos de limpieza en un lugar al que el niño tenga acceso.
  10. No dejar restos de bebidas alcohólicas al alcance de los niños, pues basta una pequeña cantidad para intoxicar a un niño
  11. Todos los medicamentos, jarabes, aspirinas, vitaminas, deben estar fuera de alcance de niño.


Cada 13 segundos, los centros de control de envenenamiento de los Estados Unidos reciben una llamada acerca de alguien que se ha expuesto a una sustancia tóxica. El cuarenta por ciento de los casos se trata de un niño menor de tres años de edad.
Según la Asociación Norteamericana de Centros de Control de Envenenamiento, más del cincuenta por ciento de más de dos millones de los incidentes de exposición que ocurren cada año afecta a niños menores de seis años. Y más aún, los datos reportados por el centro de control de envenenamiento informan más de 70,000 llamadas realizadas a dichos centros, por inquietudes acerca de la exposición a pesticidas comunes en el hogar. Estas cifras demuestran la necesidad de que todos almacenemos bajo llave los pesticidas y las sustancias químicas que se utilizan en nuestros hogares, fuera del alcance de los niños, preferentemente en un armario elevado.
La Agencia de Protección Ambiental (EPA, según sus siglas en inglés) se adhiere a la Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento todos los años, para aumentar la concientización del peligro que representa para los niños el envenenamiento por pesticidas y productos de uso doméstico.

¿Qué productos que contienen sustancias químicas hay en su hogar?

Los productos químicos se deben mantener en un armario cerrado con llave, fuera del alcance de los niños. Entre los productos comunes que podrían afectar seriamente a un niño en caso de ingestión se incluyen:
  • Desinfectantes para baños y cocinas y sanitizadores, incluyendo blanqueadores.
  • Productos de limpieza o mantenimiento del hogar, tales como limpiadores de desagües, pinturas o pegamento.
  • Productos para automóviles almacenados en la casa, tales como anticongelantes o líquido para lavar parabrisas.
  • Productos de belleza o para el cuidado de la salud, tales como medicamentos, cosméticos para el cabello y las uñas.
  • Aerosoles y cebos para cucarachas.
  • Repelente de insectos.
  • Venenos para ratas y otros roedores.
  • Productos para eliminar malezas.
  • Productos para eliminar moho.
  • Champú antipulgas o garrapatas, polvos y baños desinfectantes para mascotas.
  • Productos químicos para piscinas.
  • Las etiquetas de los pesticidas brindan instrucciones acerca de las cantidades de aplicación y uso apropiado del producto, y las precauciones para proteger a las personas y al medio ambiente.
  • Las instrucciones que figuran en la etiqueta derivan de las pruebas científicas que realizan los fabricantes y la evaluación por parte de los científicos de la EPA para asegurar que los productos se puedan utilizar con un riesgo mínimo para las personas y el medio ambiente.


La etiqueta es la ley
¿Qué puede hacer usted para evitar el envenenamiento?

Los casos de envenenamiento se pueden evitar si los padres y quienes tienen a otros a su cuidado recuerdan mantener bajo llave los productos que potencialmente afectarían a los niños. Sin embargo, un estudio de la EPA ha descubierto que en los hogares en donde hay pequeños menores de cinco años de edad, casi la mitad de los pesticidas se guardan en un armario sin llave, al alcance de los niños. Los incidentes de envenenamiento se pueden evitar.



¿Cómo enfrentar un accidente en el hogar?

Traumatismos:

Dividimos a los traumatismos en general en:
  • Contusiones (golpes)
  • Escoriaciones (raspones)
  • Heridas
  • Luxaciones (articulaciones fuera de su lugar)

A) Contusión (comúnmente llamado "golpe").


Cuando el golpe es leve carece de importancia, pero cuando el traumatismo es interno, al comienzo no se manifiesta, y pasado el estupor, el niño continúa con su actividad. Luego de unas horas, cuando observamos la zona contusa, esta comienza a hincharse. Los pequeños vasos rotos producen el hematoma. Esta lesión tiene importancia cuando se produce en plena masa muscular, pero es aún peor cuando se localiza sobre una articulación.

¿Qué hacer?:

Es de utilidad aplicar frío y calor a estas lesiones. Por regla general tener presente en las primeras 24 horas frío (vasoconstricción, que frena el hematoma), y luego aplicar calor, ya que ayuda a reabsorber el hematoma. Para evitar secuelas dolorosas, se recomienda reposo y analgésicos en casos de fuertes golpes.

B) Escoriaciones (el famoso "raspón"):

Es importante estar atentos porque en algunos casos el "raspón" puede ser la puerta de entrada de una infección, o un tétanos.

¿Cómo tratarla?:

Debemos barrer la suciedad en forma mecánica haciendo correr, sobre la escoriación, abundante líquido estéril si lo tenemos (solución fisiológica) o agua limpia y jabón, aunque sea molesto y duela un poco. Si no es muy sangrante, puede dejarse al aire, colocando alguna pomada antibiótica. Si por otro lado la herida sangra profusamente o se la ve profunda, debemos cubrirla preferentemente con un apósito grueso que a diferencia de la gasa seca, no se pega. De continuar el sangrado, la asistencia profesional es necesaria.

Existen gasas furasinadas (que contienen antiséptico) que pueden ser utilizadas en estos casos.

Como no es posible manejarse con instrumental estéril en casa, es fundamental estar con las manos bien limpias tomando las gasas furasinadas de las puntas o de los lugares que no vayan a estar en contacto con la zona lesionada.

Cubrir luego con gasa seca y finalmente vendar o fijar con tela adhesiva.

C) Heridas:


  • Contusas (lesiones que provocan ruptura o abertura de la piel, como por ejemplo, un martillo)
  • Cortantes (lesiones provocadas por elementos provistos de bordes cortantes. Ej.: cuchillo, vidrio)
  • Punzantes (realizadas por un objeto punzante, como un clavo, la punta de un cuchillo, etc.)

En rasgos generales las heridas merecen las mismas consideraciones que para el tratamiento de las escoriaciones, es decir, barrido mecánico de la suciedad. Sin embargo hay que considerar algunos elementos más: la profundidad de la herida y la hemorragia resultante. En los casos en que se trate de una herida muy sangrante o profunda, acudir a un centro asistencial, ya que probablemente sea una herida que haya que suturar.

D) Luxaciones:

Llamamos luxación a la articulación que se encuentra fuera de su lugar. Las mismas suelen ser sumamente dolorosas. La más común es la luxación del hombro, le sigue la del codo y la de la mano. De menor frecuencia, rodilla, tobillo y pie. Estas lesiones siempre requieren la asistencia de un especialista, ya que las malas maniobras pueden empeorar la situación.

¿Qué hacemos frente a una luxación?

Es necesario llevar al niño lo más pronto posible a un centro asistencial, ya que cuanto más reciente es la lesión más fácil es su tratamiento y menos sufrirá el accidentado.

Armando el botiquín
¿Qué debemos tener dentro del botiquín de primeros auxilios?

Saber como reaccionar ante accidentes caseros puede evitar situaciones de riesgo así como evitar que las cosas duelan más de lo necesario. Tener un buen botiquín nos ayudará a pasarlo mejor ante situaciones que pueden quedar en casa o prepararnos mejor para el traslado al centro asistencial. Y la buena noticia es que es muy fácil de armar:
  • Gasa estéril
  • Apósitos estériles
  • Gasa furasinada
  • Tela adhesiva
  • Vendas de gasa (por ejemplo sujetar las gasas furasinadas)
  • Antiséptico a base de yodo (que debe ser colocado con una gasa estéril, no con algodón para evitar que se peguen las pelusas)

GLOSARIO

Riesgos: posibilidad de que ocurra un peligro.

Caída:Se defifen com acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en la tierra u otra superficie firme que lo tenga.

Herida:es una lesión que se produce en el cuerpo.

Botiquín:Mueble o maleta pequeña donde se guardan medicinas y cosas para hacer curas rapidas, como esparadrapo, alcohol y vendas.

Gasa furasinada:

Antiséptico:

Apósito:

Contusión:

Luxación:

Hemorragia: